Page 6 - La Luz del Yoga Sample

 

 

 

 

 

Page 6 - La Luz del Yoga Sample
P. 6

4                        LA LUZ DEL YOGA
             podían encender sus lámparas y así sucesivamente. De la misma manera,
             la devoción de un santo enciende esa llama sagrada en el corazón de
             otros seres. Cuando nos ponemos en contacto con un sabio o santo, nos
             damos cuenta de la validez del Amor Divino. De no ser así, la mente
             no puede comprender un tema tan abstracto en la práctica. Por lo tanto,
             escuchemos la gloria del Ser Divino de labios de santos y sabios.

             El segundo método se llama kirtana (término en sánscrito que significa
             “cantar  la  gloria  de  Dios”).  Las  canciones  devocionales  de  la  gloria
             de  Dios  son  usadas  en  todos  los  sistemas  religiosos  del  mundo.  En
             la  tradición  yóguica,  los  mantras  (sílabas  místicas  que  forman  una
             breve oración), se pueden cantar (kirtana) o recitar (japa). Cuando los
             mantras se expresan con sentimiento y devoción constituyen un proceso
             extremadamente poderoso para alcanzar a Dios. También, otros menos
             inclinados  a  la  música  pueden  cantar  las  alabanzas  a  Dios  con  sus
             pensamientos y acciones. Si practicamos la bondad, automáticamente
             estamos “cantando” alabanzas a Dios.

             El tercer método es recordar a Dios (smarana), o la práctica constante
             de afirmar que la Divinidad está dentro de tu ser. Cuando olvidamos esa
             realidad, la mente puede fácilmente sumirse en la ira, el odio y el temor.
             Pero cuando recordamos que el Ser Divino existe dentro de nosotros, ese
             recuerdo se convierte en una profunda meditación en Dios.
             El  cuarto  método  es  el  servicio  a  Dios  a  través  de  la  humanidad
             (padasevana).  En  cada  acción  debe  haber  la  intención  de  ayudar  a
             otros. Preguntémonos, “¿Qué podemos hacer para aliviar las miserias
             de los demás y ayudarles a eliminar sus pesares?” La vida se debe vivir
             como una búsqueda constante de la dicha en ayudar a los demás –sin
             expectaciones egoístas; más bien, entendiendo que servimos a Dios en
             el prójimo.
             El quinto método se llama archana, quiere decir ofrecer flores. Desde
             el punto de vista místico significa cultivar cualidades virtuosas como
             la compasión, estar contento (o satisfecho) y la humildad. Todas estas
             cualidades son como flores, y cuando las cultivamos estamos adorando
             a Dios con las flores de nuestra personalidad.

             El sexto método es adorar a Dios en todo (vandana), es la grandiosa
             percepción del Ser Divino en el mundo entero. No podemos servirle a
             todos, pero podemos adorar a todos. Mentalmente podemos postrarnos
             ante toda la creación. Los verdaderos devotos de Dios reconocen que la
             Mano Divina está detrás de todas las cosas de este mundo.







       LA LUZ ABRIL 2016.indd   4                                      3/20/16   5:14:16 PM
   1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11